Si estas embarazada seguramente habrás escuchado sobre todas las pruebas para ver cómo se encuentra el estado de salud del bebé y, entre la gran variedad existente, has de saber en qué consiste el test prenatal no invasivo, pues sus resultados son bastantes confiables.

Esta prueba de embarazo es un análisis que todas las mujeres se pueden realizar a partir de la décima semana de gestación, para obtener información a tiempo sobre cómo se esta desarrollando el bebé y sus condiciones físicas, todo esto sin el riesgo de las pruebas invasivas.

Test prenatal no invasivo: quiénes puede recurrir a él

Generalmente este tipo de exámenes se las realizan las mujeres que presentan las siguientes características:

– Resultados de una ecografías irregulares en cuanto al crecimiento del feto.
– Alto riesgo cuando la madre es mayor de los 35 años.

Resultados positivos del triple test en el primer o segundo trimestre del bebé.

Ansiedad gestacional.

– Familiares con antecedentes de enfermedades cromosómicas.

Simplemente este análisis no invasivo es uno de los más completos que actualmente existen y es recomendado por los expertos, al ser capaz de examinar todos los cromosomas fetales sin riesgo para la madre o el infante. Los resultados por lo general están disponibles 10 días hábiles.

¿Por qué elegir el test prenatal no invasivo?

El test prenatal no invasivo analiza todos los cromosomas, logrando detectar un aproximado de 25% más de información cromosómica en todo el genoma, en comparación a cualquier otro tipo de examen.

Cabe destacar, que el estudio denominado validación clínica del test prenatal no invasivo para la detección de variaciones de números de copias fetales a través de todo el genoma, tiene una alta resolución, sensibilidad y localización inmediata de un amplio rango de anormalidades subcromosómicas.

Antiguamente, solo eran detectables dichas anomalías mediante cariotipos o muestras obtenidas por formas invasivas. Entre los buenos resultados logrados por esta tipo de análisis están:

  • Sensibilidad de más del 99.9% para trisomía 21, 18, 13 y aneuploidías de los cromosomas sexuales.
  • Especificidad del 99.9% o más para todos los cromosomas o para las regiones cromosómicas analizadas.
  • Precisión en la determinación del sexo fetal en el 99.6%.

Cuáles son los cromosomas analizados

Trisomía 21 (Síndrome de Down), Trisomía 18 (Síndrome de Edwards), Trisomía 13 (Síndrome de Patau). Entre los cromosomas sexuales están los siguientes: Síndrome de Turner, Síndrome de Jacobs, Síndrome de Klinefelter y Síndrome de Triple X.

Asimismo, examinan las microdelecioes como por ejemplo: Síndrome de DiGeorge, Síndrome de Prader-Willi/Angelman, Síndrome de Jacobsen, Síndrome de Langer-Giedion, Síndrome de Wolf-Hirschhorn, Síndrome de Cri-du-chat y Síndrome de deleción.

Una de las enfermedades más comunes es el Síndrome de Down, que es un trastorno genético bastante conocido y causado por la presencia de un cromosoma 21 extra. Esto produce una trisomía de dicho par, caracterizada por un grado variable de discapacidad cognitiva y rasgos físicos notables para reconocer al niño.

Sin embargo, aún se desconoce con exactitud la causa del exceso cromosómico que da pie a este síndrome y hasta ahora solo se relaciona con madres embarazadas con edad superior a los 35 años de edad. Cabe destacar, que los niños con esta patología presentan problemas con el corazón, sistema digestivo y endocrino, a causa del exceso de proteínas sintetizadas del cromosoma extra.

Entre sus rasgos notorios se encuentra la fisionomía peculiar, falta de tomo muscular, discapacidad cognitiva y retraso en su crecimiento. Estudios realizados reflejan que uno de cada mil 250 infantes tienen riesgo de nacer con este síndrome.

Test prenatal no invasivo: cómo se realiza

Gracias al uso de las tecnologías de última generación, se ha logrado aportar mayor sensibilidad y precisión de todos los nuevos estudios médicos. Esto logra mostrar de forma asertiva el desarrollo del bebé y el estado de salud de la madre, sin poner en riesgo la vida de ninguno.

Luego de las 10 semanas de embarazo, se extrae una muestra de sangre de la madre, cuando la mujer se encuentra en ayuna, el cual es analizado en un laboratorio. El precio estimado de este test está entre los 600 a 800 euros, aproximadamente.

Si quieres realizarla es recomendable que hables con tu ginecólogo de confianza para que él te indique el mejor laboratorio para llevar la prueba. Cabe destacar, que si la realizas antes del periodo de tiempo establecido, es posible que no se obtenga muestra de células fetales suficientes y no ofrezca los resultados objetivos.

Con respecto a los casos presentados, si la madre tiene 40 años de edad, la frecuencia de alteraciones cromosómicas será mayor. Es decir, con más riesgo, el test positivo acertará en casi el 87%.  Sin embargo, si la mujer tiene 25 años y el test da positivo, acertará en el 37%. Lo que significa que si el test es positivo es recomendable realizar otro diagnóstico para confirmar.

Qué ventajas te ofrece el test prenatal no invasivo

Saber qué ventajas te ofrece el test prenatal no invasivo te ayudará en tu toma de decisiones a la hora de recurrir o no a éste durante tu embarazo.

  1. No pone en riesgo la vida del bebé ni de la madre.
  2. Es un método rápido y fácil, ya que el tratamiento se basa en un análisis de sangre que ofrece un diagnóstico precoz.
  3. Los resultados puede conocerse en apenas 10 o máximo 15 días, siendo realmente preciso.
  4. Su margen de error es muy bajo.
  5. Gracias a la extracción de ADN puedes llegar a conocer el grupo sanguíneo que tendrá el bebé y a veces en ocasiones hasta el sexo del mismo.
  6. Avalado a nivel internacional por diversos médicos, quienes recomiendan la aplicación de este test para verificar el crecimiento del bebé.
  7. Ayuda a generar más confianza a los padres durante el crecimiento del niño dentro del útero.
  8. Pueden contar con total asesoramiento profesional.
  9. A diferencia de otras pruebas, esta analiza el ADN libre fetal por medio de una tecnología efectiva que analiza el tamaño de los fragmentos de ADN mejorando la fiabilidad del posible resultado.
  10. Puedes realizar este test aunque el caso sea de donación de óvulos por alquiler de útero.
  11. Puedes hacer el test en gestaciones gemelares, sin dar el resultado del sexo fetal o alteraciones de los cromosomas sexuales.
  12. La madre puede realizar el test si ha realizado transfusión, pero se recomienda que el mínimo de tiempo transcurrido debe ser de 6 semanas entra la transfusión y la extracción de la sangre.
  13. La tasa de falsos positivos y negativos para la trisomía 21 estan por debajo del 0,1%. Por otro lado, la tasa de falsos positivos y negativos para las trisomías 18 y 13 logran ser inferiores a las ya obtenidas con el cribado convencional de los tres primeros meses del bebé.

Por todas estas razones, esta nueva prueba sirve de prevención para saber el estado de salud del bebé, por medio de una sencilla extracción de sangre en el brazo y sin ningún tipo de efectos secundarios para la mamá ni su hijo.

Actualmente a nivel mundial existen numerosos centros médicos que realizan este tipo de prueba muy profesional y acertadamente. Pero para mayor comodidad y tranquilidad de la madre se recomienda que se lo realice en uno recomendado por su médico de confianza, quien le indicará el mejor de su localidad.

Tips para quedarte embarazada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *