El test O´Sullivan permite saber cuál es la capacidad de un organismo para metabolizar la glucosa. En el embarazo, esta prueba se utiliza para descartar que la mujer sufra diabetes gestacional, una enfermedad que puede tener efectos negativos para la madre y para el bebé.

 

¿Qué es la diabetes gestacional y por qué se produce?

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se manifiesta en mujeres embarazadas que no tenían esta enfermedad antes de la gestación. Se trata de una consecuencia del embarazo relativamente normal (se estima que afecta aproximadamente a un 10% de las gestantes), suele ser transitoria y, puesto que suele ser leve, puede mantenerse bajo control llevando una dieta para embarazadas adecuada, realizando ejercicio moderado y haciendo mediciones periódicas de los niveles de azúcar en sangre.

El origen de la diabetes gestacional se encuentra fundamentalmente en los cambios que sufre la mujer en el embarazo. A partir de la semana 12 su cuerpo permite que haya una mayor cantidad de azúcar en sangre ya que el feto todavía no es capaz de generarlo por sí mismo. Si los desajustes hormonales llegan a bloquear la acción de la insulina, estos niveles de azúcar pueden dispararse de forma incontrolada. Un azúcar elevado hace que la concentración de glucosa sea mayor y, en algunos casos, que permanezca elevada durante más tiempo de lo normal después de las comidas (más de dos horas) apareciendo la diabetes.

 

Consecuencias de la diabetes gestacional

La diabetes gestacional puede desencadenar en una serie de consecuencias para el desarrollo del embarazo durante sus diferente fase. Algunas de ellas son:

  • Un bebé demasiado grande. La cantidad de azúcar hace que el feto se desarrolle y crezca más.
  • Cesárea. Debido a lo anterior las mujeres con diabetes gestacional tienen más probabilidades de que su parto sea complicado y de requerir una cesárea, lo que influirá en su recuperación.
  • La preeclampsia se caracteriza por la presión arterial alta y la presencia de proteínas en la orina de la embarazada. Esta enfermedad está vinculada a los nacimientos prematuros y, en los casos más graves, puede causar daños cerebrovasculares a la madre durante el parto. La preeclampsia es más común si la mujer tiene diabetes.
  • Un bajo nivel de azúcar en sangre puede ser peligroso para la madre y para el feto. Si la embarazada no ha controlado su diabetes durante la gestación es posible que los niveles de azúcar de del bebé disminuyan rápidamente tras el alumbramiento y que sea necesario tratarlo con urgencia.

 

¿Qué es el test O´Sullivan y cuándo se realiza?

El test O´Sullivan es una prueba que sirve para detectar un tipo de intolerancia a los glúcidos que puede aparecer en el embarazo. También se conoce como “la prueba de la glucosa” y se recomienda realizarla a todas las embarazadas entre la semana 24 y 28 de gestación, ya que es en este momento cuando los cambios hormonales afectan al funcionamiento de la insulina.

En mujeres con factores de riesgo alto como obesidad,  antecedentes de diabetes o hijos muy grandes al nacer en partos anteriores el test O´Sullivan suele realizarse en el primer trimestre del embarazo para evitar correr riesgos. En estos casos también es habitual  repetir el test al menos dos veces a lo largo de la gestación.

¿En qué consiste esta prueba?

El test O´Sullivan es una prueba sencilla e indolora. Para realizarla la mujer debe desplazarse a un hospital o centro de salud y tomar 50 gr. de una solución de glucosa al 25% en 200 cc. Una hora después, se realiza allí mismo una extracción de sangre para analizar sus niveles de glucosa.

Por norma general los médicos recomiendan no acudir a esta prueba en ayunas ya que el excesivo dulzor de la solución puede ser desagradable para algunas mujeres e incluso causarles vómito. Si la embarazada, durante los sesenta minutos de espera, vomita u orina, los resultados del test O´Sullivan no serán válidos y será necesario volver a repetir la prueba.

 

¿Qué información nos da el test O´Sullivan?

El resultado del test O´Sullivan será negativo o positivo, siendo el primero cuando el nivel de glucosa en sangre es inferior a 140 md/dl (7.8 mmol/l) y el segundo cuando sea superior.

Si el resultado del test es positivo deberá realizarse a la embarazada otra prueba llamada “Test de Tolerancia Oral a la Glucosa (TTOG)” (también conocida como “curva de la glucosa”) para confirmar el diagnóstico de diabetes gestacional y poder empezar el tratamiento adecuado cuanto antes.

 

¿Cuál es el nivel de fiabilidad del test O´Sullivan?

Aunque no se trata de una prueba específica para detectar la diabetes gestacional, a nivel internacional se acepta que el test O´Sullivan es la mejor prueba para descartarla tanto por facilidad y por la ausencia de efectos secundarios como por su coste y su eficacia. Así que podemos decir que la fiabilidad es alta aunque no definitiva, ya que pueden existir falsos positivos que se confirmarán o descartarán definitivamente realizando la TTOG.

Tips para quedarte embarazada

Recent Posts

Deja un comentario