Los masajes para embarazadas tienen múltiples beneficios tanto para la futura madre como para el bebé que está en camino. Cara, pies, piernas y espalda son algunas de las partes del cuerpo de la mujer en las que los masajes son más necesarios.

 

Masajes para embarazadas: qué beneficios ofrecen

Los masajes sirven para aliviar tensiones y relajarse y son uno de los métodos más útiles para mitigar molestias comunes del embarazo como pies, tobillos y piernas hinchadas o  dolores de espalda.

Los masajes en el embarazo también son muy efectivos a nivel terapéutico para tratar el dolor lumbar, el dolor asociado a la inflamación del nervio ciático y el dolor pélvico. Estas “dolencias” afectan a más de la mitad de las embarazadas y tienen relación directa con el incremento de peso, la retención de líquidos y los problemas circulatorios propios de la gestación, por lo que son más habituales a partir del segundo trimestre acentuándose conforme avanza el embarazo.

Las ventajas de los masajes para embarazadas pueden ser tanto físicas como psicológicas. Entre ellas destacamos:

  • Tienen un efecto relajante.
  • Ayudan a aliviar la tensión y el estrés.
  • Cuando se realizan en pareja revitalizan el plano psicológico y emocional y permiten a la mujer afrontar el embarazo con más energía y seguridad en sí misma.
  • Reducen dolores propios del embarazo en piernas, espalda o cuello.

 

5 tipos de masajes para embarazadas

En función de sus necesidades y de los objetivos que queramos conseguir podemos distinguir  5 tipos de masajes para embarazadas:

Masajes terapéuticos

Orientados a eliminar molestias en la espalda y la zona lumbar. Deben ser realizados siempre por un profesional médico y su objetivo es reducir la tensión y el dolor producido por contracturas musculares o por la inflamación del nervio ciático.

Masajes circulatorios

Tienen como objetivo agilizar la circulación y prevenir problemas relacionados con la retención de líquidos. También deben ser realizados por profesionales siendo estimuladas, especialmente, las extremidades inferiores (piernas, tobillos y pies), pues son las que más sufren con este problema.

Masajes relajantes

Un ambiente tranquilo y acogedor es perfecto para reducir el estrés y la ansiedad. Este tipo de masajes para embarazadas pueden ser genéricos (es decir, realizarse todo el cuerpo) o centrarse en partes más sensibles y susceptibles a ser masajeadas como cara, cuello, cabeza o pies. Los masajes antiestrías y anticelulíticos, además de beneficios estéticos, también pueden tener un efectorelajante en las mujeres embarazadas.

Drenaje linfáticos

Este tipo de masajes para embarazadas se basan en una técnica de fisioterapia que consiste en masajear las zonas más propensas a las retenciones. De esta forma, se encauza el exceso de líquido hacia el torrente sanguíneo y su eliminación puede hacerse por vías naturales. Este tipo de masajes están indicados para mujeres que sufren problemas de retención de líquidos severos y se recomiendan en las últimas semanas del embarazo, que es cuando la hinchazón en pies y tobillos es más incómoda impidiendo a la gestante, incluso, mantener una actividad habitual.

Masaje perineal

Los masajes perineales preparan a la mujer de cara al parto evitando cirugías como la episiotomía. Pueden realizarlos la embarazada sola o con la ayuda de su pareja, y están recomendados a partir de la semana 35 de gestación. Los estiramientos y masajes en la zona perineal deben hacerse siempre según las indicaciones de la matrona o el especialista, por lo que es importante consultarles previamente para hacerlos de la manera correcta.Lo conveniente es hacerlos una o dos veces por semana sin exceder los cinco minutos de duración. Según los expertos las mujeres que utilizan esta técnica de masaje tienen un 15% menos de probabilidades de requerir una incisión en la zona del periné durante el parto.

 

Masajes para embarazadas: consejos y precauciones

  • Los masajes para embarazadas se caracterizan siempre por la suavidad. Los especialistas aconsejan a las embarazadas recibirlos en una posición recostada lateral o sentada.
  • Los masajes terapéuticos y circulatorios deben ser realizados, coordinados o supervisados siempre por profesionales médicos y fisioterapeutas cualificados.
  • Debido a la situación excepcional de las embarazadas siempre es conveniente que consulten a su ginecólogo sobre la conveniencia y beneficios de recibir masajes a lo largo de la gestación.
  • Por norma general los masajes para embarazadas tienen un efecto preventivo, por lo que se aconseja realizarlos a partir del segundo trimestre.
  • Algunos centros especializados disponen de masajes prenatales que permiten a la mujer llevar mejor su embarazo y prepararse para el parto. Consulta aquellos que más beneficiosos puedan ser para ti.
  • Además de los masajes para embarazadas que hemos enumerado anteriormente, es importante que la embarazada se informe sobre correcciones posturales generales, hábitos saludables y técnicas de relajación que pueda realizar sola o con su pareja y en su propio domicilio.

 
Tips para quedarte embarazada

Recent Posts

Deja un comentario