Empezar a ganar peso y dejarte llevar por el día a día, abandonando hábitos de vida saludable y poniendo en riesgo nuestra salud. Lo mejor es ir agregando actividades físicas y cambiando maneras de hacer las cosas, para que poco a poco, te conviertas en un persona saludable.

No se trata de hacer dietas peligrosas, ni jornadas de ejercicios para tener el cuerpo perfecto, simplemente se tratan de pequeños cambios que puedes realizar en tu día a día, para que consigas tu peso ideal.

En el artículo a continuación, hemos hecho una recolección de 10 hábitos saludables que no debes dejar de lado, para llevar una vida más sana.

 

Qué hábitos saludables has de seguir en tu día a día

Todo empieza por marcarte objetivos. ¿Cómo quieres lucir? Quizá en el camino, cambies la perspectiva, pero lo importante es que sepas que quieres verte bien, mejorar tu apariencia personal  y por ende tu autoestima. Ya ese es el primer paso del éxito.

Luego tienes que visitar un nutricionista quien será que te dé recomendaciones de cómo mejorar tu alimentación. También están los entrenadores deportivos quienes pueden asesorarte con los ejercicios que debes hacer, de acuerdo a tu estilo de vida, edad, cuerpo y condición física.

Con este panorama, un poco más claro, conoce los qué hábitos saludable has de seguir en tu día a día para mejorar la salud de tu organismo:

 

Más ejercicios, menos dulces

Llevar una vida sedentaria no te ayuda en la quema diaria de calorías. Son muchas cosas que puedes hacer desde tu oficina, una de ella es . En el caso que estés en tu casa, estira las piernas, pues la idea es evitar estar estancado o sin hacer nada.moverte más y hacer ejercicios de estiramientos

Una de las recomendaciones para seguir hábitos saludables es levantarte cada hora, dar un pequeño paseo, estirar las piernas, brazos y luego continuar con tu jornada. Si estás viendo televisión en casa, no comas porque el cerebro no detecta qué estás comiendo ni la cantidad, así que puedes terminar comiendo la pizza entera y no te das cuenta.

También es bueno que a la oficina no te lleves dulces, ponqués, tortas, etc. Resístete a la baja de azúcar y consume alguna fruta como banana.

Una pequeña porción de frutos secos, también podría ser de gran beneficio. Si estás en casa, viendo televisión, no saques el tarro de helado, preferiblemente bebe agua o consume algo que sea muy saludable.

 

Alimentación balanceada

Este es uno de los puntos más importantes de llevar una vida saludable. De nada vale hacer horas y horas de ejercicios, si luego terminas comiendo frituras o muchos carbohidratos. Lo mejor, como lo mencionamos al principio, siempre será ir al nutricionista y que este sea quien te asigne una dieta que vaya acorde a tu estilo de vida.

Los profesionales de la nutrición, harán una evaluación completa de tu físico, las actividades diarias que haces y cómo comes. Para asignarte unos hábitos saludables en cuanto a alimentación, introduce una dieta balanceada, con la que no sentirás hambre y a la vez, perderás los kilos de más.

Otra recomendación, es evitar comidas como las pastas, estas suelen tener muchas calorías. Sin añadirle salsas, puesto que así son una “bomba” para tu organismo. Si eres adicto a ellas, las puedes comer cada 15 días.

 

Menos sal

La sal suele ser necesaria para condimentar los alimentos, pero en bajas cantidades. Esta es negativa cuando se consume en exceso, incluso cuando se usa cruda, es decir aplicas más sal a los alimentos ya cocidos.

El alto consumo de sal, puede producir enfermedades graves como la hipertensión arterial, por lo que debes de tener cuidado.

 

Evita los alimentos altos en grasas

Aunque el organismo necesite dosis de grasas, estas tienen que ser buenas, como la que están en el aguacate. Si quieres llevar una vida saludable, evita las salsas como mayonesa, salsa de tomate, mostazas, etc. También tienes que seleccionar cortes carne magro y evitar las frituras.

Estos alimentos, con alto contenido en grasa, son un poco más difíciles de digerir por el organismo y terminan creando depósitos de grasas que empiezan por tus caderas y abdomen.

Si ya sufres de sobrepeso, puedes eliminar la grasa extra de tu organismo consumiendo alimentos con alto contenido de fibra y poniendo en actividad tu cuerpo con una rutina de ejercicios.

 

Haz ejercicios

Sí, muchos artículos en Internet dicen que “puedes adelgazar sin dietas ni ejercicios”, pero resulta que son ofertas engañosas, para terminar, comprando algún producto que -quizá- le haga daño a tu cuerpo.

Para llevar una vida saludable, a diario debes hace -mínimo- una caminata de 45 minutos. Esto te ayudará a la circulación, bajar los niveles de estrés, pensar mejor y adelgazar.

Bien sea en la mañana o al final de la tarde, dependiendo de cómo te sea más cómodo, puedes hacer una caminata, trotar o correr, para que puedas sentirte mejor.

También te puedes apuntar en un gimnasio o correr bicicleta, todo dependerá de cuál sea el ejercicio que más se adapte a tu personalidad o tus gustos.

 

Hidrátate

El agua es muy importante para el organismo, lo que convierte en la hidratación en uno de los hábitos saludable imprescindible. Debes consumir dos litros a diario, para mantener en óptimas condiciones tu sistema urinario, también para tener una piel más linda. Si haces ejercicios debes hidratarte un poco más y evitar que sea el organismo que te indique que tienes sed.

Lleva contigo un envase con agua y dosifícala durante el día, sobre todo si estás siempre en la calle ¿Cómo saber si estás deshidratado? Cuando el orine es de un color muy amarillo o quizá tengas mucho calambres, además de la sed habitual que puedas experimentar.

 

Consigue tu deporte ideal

Muchas veces las personas no les gustan ir al gimnasio porque no les agrada esos recintos o las clases de ejercicios que ahí se practican. El truco está en ir o experimentar otros tipos de actividades, siempre y cuando hagas ejercicios. Quizá no te guste alzar pesas, pero disfrutes mucho con el step, o cualquier otra actividad colectiva. Y es que el deporte es uno de los hábitos saludables imprescindibles a incluir en tu rutina.

Iníciate en aquel deporte que te haga disfrutar a la vez que consigues tus objetivos marcados.

Eliminar los hábitos negativos

Fumar, beber, trasnochar, no hacer ejercicios, son los 4 hábitos más perjudiciales para tu organismo a los que les puedes sumar el consumo de drogas y comidas basura. Cuando lo haces, atentas contra tu propia vida, por lo que es mejor evitarlos y tener prácticas más saludables, como las descritas anteriormente.

 

Mantener un peso saludable

¿Cómo saber cuál es mi peso ideal? En la web existen cientos de tablas que te pueden servir de ayuda, para saber si estás en tu peso ideal o no, basado en tu estatura.

Dependiendo de los resultados que te arroje esta medición, debes tratar de mantener ese peso con una alimentación balanceada y haciendo ejercicios de manera regular.

 

Reducir el estrés

Las jornadas diarias de trabajo, suelen llenar a la persona de sobrecarga. Uno de los hábitos saludables pasa por aprender a saber darte tiempo para ti mismo. Quizá creas que quedándote hasta tarde en la oficina o llevándote trabajo a casa, tu carga disminuirá. Siempre habrá más trabajo.

Trata de mantener tus actividades al día, no hacer sobretiempo y despejar la mente a diario, para que no te sobrecargues. Siempre es bueno alternar el ejercicio con el trabajo de oficina, sobre todo si no te mueves mucho durante el día.

Tips para quedarte embarazada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *