Si tienes sensibilidad en tus dientes luego tomar alguna bebida o de ingerir algún alimento, posees sensación de inflamación en las encías y observas que hay acumulación de una película pegajosa entre tus dientes es posible que padezcas de gingivitis.

La gingivitis en una enfermedad bucal común porque se le da poca importancia a los dientes, creyendo que no son necesarios para el funcionamiento del organismo, cuando en verdad los mismos se convierten en las herramientas perfectas para poder alimentarnos, ya que ingerimos mejor la comida tras masticar los sólidos con mayor precisión.

¿Sientes este tipo de molestias en tu dentadura? Entonces averigua las causas, los efectos, el tratamiento y cómo prevenir la gingivitis, para saber lo que debes hacer con tu salud bucal.

¿Cuáles son las causas de gingivitis?

Entre las posibles causas de la gingivitis se encuentra la mala alimentación que no ayuda a nutrir los dientes (tras no obtener los nutrientes necesarios para una alimentación balanceada que permita adquirir las vitaminas para endurecer los huesos o músculos), el excesivo consumo de alcohol, los cigarrillos y las bebidas oscuras como el café o gaseosas, entre otros.

A su vez, existen otros factores que pueden causar la gingivitis, como son los cambios hormonales, la ingesta de ciertos medicamentos o enfermedades tales como la diabetes.

Además de gingivitis, un mal cepillado a diario puede ocasionarte daños colaterales en tus dientes, por ejemplo: si lo haces con mucha fuerza, puedes obstruir el esmalte de los dientes y debilitarlos hasta romperte las encías. Además, puedes empezar a acumular residuos y bacterias, que irán invadiendo los dientes hasta el punto de invadirlos.

Por esta razón, es esencial que a tus hijos desde pequeños les enseñes la forma correcta para cepillarse los dientes, usar los enjuagues bucales bajos de alcohol y los hilos dentales, así se convierte en un hábito para mantener una excelente higiene bucal.

Efectos de la gingivitis

Entre los peligros que acarrea la gingivitis se encuentra la formación de bolsas entre los dientes y encías, ya que en ellas se acumula la placa de bacterias y restos de comida. Esto provoca en ocasiones mal aliento o la pérdida parcial del sentido del gusto y se presenta cuando ya está muy avanzada la enfermedad.

A esto se debe la importancia de tener una correcta higiene bucal, siendo muy recomendable asistir con regularidad a un especialista para que realice una limpieza profesional, logrando así eliminar cualquier cúmulo de placa, ya que si no se trata puede endurecerse y transformarse en sarro.

Asimismo, cuando se padece gingivitis puedes observar enrojecimiento de las encías, inflamación, sensibilidad, a veces una apariencia alargada del diente y en algunas ocasiones sangrado luego de cepillarte.

Al sentir debilidad o sensibilidad en las encías se llega a perder el apetito. Entonces, para evitar cualquier molestia o malestar, se evitará comer correctamente, un daño que será contraproducente porque irá afectando el sistema inmunológico.

En un primer momento, la misma no presenta malestar o dolor alguno, sino cuando ya está avanzada. Es por ello que se recomienda el uso de los enjuagues bucales antisépticos dentro de la rutina diaria, ya que su fórmula posee flúor; esto hace que se refuercen los dientes contra las caries y se permita evitar la presencia de placas, las cuales frenan la posibilidad de tener gingivitis.

Cómo tratar la gingivitis

Si quieres saber cómo tratar la gingivitis correctamente es recomendable que visites al odontólogo, quien te hará una evaluación exhaustiva y si existe presencia de sarro procederá a eliminarlo. Posteriormente te guiará sobre cuál es el mejor cepillo, las técnicas de cepillado eficiente y te indicará el enjuague bucal más efectivo para combatir la placa dental o sarro en su totalidad.

¿Cuánto cuesta su tratamiento?

Los precios aproximados que se manejan para tratamientos periodontales de este tipo son los siguientes:

  • 50€ para realizar periodontograma y sondaje periodontal. Mismo precio para realizar una limpieza dental con ultrasonidos.
  • 70€ para realizar el curetaje, raspado y alisado radicular por cuadrante. Debes tener en cuenta que en la boca hay 4 cuadrantes.
  • Si decides realizar mantenimientos semestrales, puede costarte hasta 80€.

Debes tener en cuenta que estos precios son los que se manejan de forma promedia y varían de acuerdo a cada clínica dental específica.

Cómo tratar la gingivitis en casa

Saber cómo tratar los peligros de la gingivitis en casa y de manera natural, pasa por aplicar una serie de consejos que te ayudarán a cuidar tu higiene dental. 

  1. Bicarbonato de sodio con agua oxigenada

Usa una cucharadita de bicarbonato de sodio y mézclalo con agua oxigenada. Puedes realizar algunas gárgaras por apenas un minuto luego de efectuar el cepillado correspondiente.

Esta técnica te ayudará a bajar la inflamación de las encías y mejorará la sensibilidad del área afectada.

  1. Bicarbonato de sodio y agua mineral

Con un poco de bicarbonato de sodio y agua mineral puedes mezclar y formar una pasta, con la cual puedes masajearte las encías después de cada cepillada de dientes, ayudando así a eliminar la presencia de la placa o posible inflamación y aliviará cualquier molestia.

  1. Sal y agua mineral

Puedes mezclar una cucharadita de sal dentro de un vaso de agua mineral tibia, ya que la sal te servirá como un antiinflamatorio y eliminará la presencia de cualquier bacteria. Enjuágate tres veces después de cada cepillado.

  1. Agua tibia con hojas de menta

Remoja en agua tibia un puño de hojas de menta durante media hora. Luego de cepillarte, usa el líquido para enjuagar tu boca durante tres veces al día.

Te impresionará la frescura que sentirás y el aliento agradable que tendrás durante largas horas.

Cómo evitar la gingivitis

Si quieres evitar la gingivitis y otras posibles enfermedades bucales no debes dejar a un lado estas recomendaciones necesarias para mantener una higiene óptima:

  • Cepíllate los dientes después de cada comida: de esta manera evitarás que se te acumulen residuos de comida entre los dientes.
  • Utiliza el hilo dental una vez al día luego de cepillarte: este hábito te ayudará a eliminar la acumulación de posibles placas en las encías.
  • Realiza una limpieza periódica: visita al odontólogo periódicamente para realizarte una limpieza profesional, porque con ellos podrás observar mejor tus dientes y encías. Asimismo, lograrás eliminar cualquier residuo que no hayas podido quitar por tus propios medios y así evitar la presencia de caries.
  • Evita ingerir bebidas oscuras y con muchos colorantes o fumar: ejemplo de estas bebidas son los refrescos de cola o el café. También trata de no fumar tabaco en exceso, ya que además de manchar los dientes, los debilitará por el humo y componentes que posee.
  • Ante cualquier dolor, ve al dentista: si tienes cualquier dolor o anomalía en tus dientes, la mejor opción es que asistas a un dentista para que pueda verificar la causa de tu padecimiento. No te demores frente a posibles malestares, ya que un tratamiento a tiempo ayudará a no sufrir una enfermedad que sea más agravante a futuro.

Recuerda que una sonrisa sana y saludable se logra a través del cuidado personal que realizas a través de la salud bucal. La mayoría de las enfermedades bucales comunes son curables si se atienden a tiempo bajo la supervisión y ayuda de un profesional.

Tips para quedarte embarazada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *