El ejercicio es saludable durante todas las etapas de la vida y el embarazo no es una excepción. Lo mismo sucede con la nutrición. Aún así, debido a este nuevo estado y a los cambios que se producen en el cuerpo de la mujer, es conveniente tener algunas precauciones y normas de seguridad dependiendo del trimestre de la gestación. Estos consejos sobre ejercicios para embarazadas pueden serte útiles.

¿Qué beneficios aporta hacer ejercicio en el embarazo?

El ejercicio en el embarazo permite a la mujer mantenerse en forma, mejorar su condición física y tono muscular, y ganar fuerza y resistencia. Todos estos aspectos son importantes para que la embarazada tenga más energía, y son necesarios para estar en forma de cara al parto.

Además, algunos ejercicios para embarazadas ayudan a atenuar molestias propias de la gestación como dolores de espalda (a través de estiramientos musculares o con deportes como natación) e hinchazón de piernas y tobillos (que pueden reducirse caminando diariamente).

A nivel médico, hacer ejercicio en el embarazo y llevar una dieta saludable ayuda a controlar el azúcar en sangre reduciendo el riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Algunos estudios también sugieren que el ejercicio moderado disminuye las probabilidades de preeclamsia (tensión arterial alta), una dolencia que puede ser peligrosa para la madre y para el feto.

Y por supuesto, el ejercicio en el embarazo también es positivo a nivel psicológico: la mujer está más relajada, disminuye el riesgo de padecer depresión y duerme mejor en estos complicados meses.

Ejercicios para embarazadas: qué debes tener en cuenta

Para las mujeres que realizaban ejercicio físico regularmente antes del embarazo mantener este hábito es fundamental y únicamente debe restringirse en embarazos de alto riesgo. En todo caso, la intensidad del ejercicio debe ir disminuyendo conforme avance la gestación, especialmente a partir del segundo trimestre. Y para las mujeres que no hacían ejercicio antes del embarazo, ésta es la mejor excusa para plantearse ponerse en forma.

Aunque no hay unos ejercicios para embarazadas más saludables que otros sí que hay algunos consejos interesantes a tener en cuenta:

  • Cualquier ejercicio debe hacerse con ropa y calzado cómodo.
  • El ejercicio puede ser intenso pero hay que evitar extenuarse.
  • La hidratación durante la práctica de ejercicios para embarazadas es fundamental.
  • Los cambios de temperatura no son buenos en el embarazo por lo que deben evitarse actividades en agua caliente.
  • Las embarazadas deben hacer ejercicio siempre en superficies estables. De no ser así es más fácil perder el equilibrio  y que haya caídas o lesiones articulares.
  • Las embarazadas deben evitar los deportes de contacto y, a partir del segundo trimestre, aquellos en los que haya que estar tumbada de espaldas (como por ejemplo las abdominales).
  • Y el más importante: antes de iniciar un plan de ejercicio en cada trimestre hay que consultar con nuestro médico.Incluso cuando sientes los primeros síntomas del embarazo. Nadie como él nos asesorará sobre cuáles son los mejores ejercicios para embarazadas en cada caso.

Ejercicios para embarazadas: elige el tuyo en cada trimestre

La mayoría de ejercicios para embarazadas son aeróbicos, es decir, que conllevan el uso de múltiples grupos musculares con ritmo continuo y larga duración. También están relacionados con la adquisición de fuerza y flexibilidad. A continuación exponemos algunos ejemplos:

Caminar

Posiblemente es uno de los mejores ejercicios para embarazadas. No requiere práctica, calentamiento o material específico, y está recomendado prácticamente durante todo el embarazo porque ayuda a fortalecer el sistema cardiovascular sin castigar tobillos o rodillas.

Nadar

La natación es beneficiosa para las gestantes porque permite trabajar los músculos, disminuye la hinchazón de piernas y pies y evita los dolores de espalda. Además se realiza en un entorno seguro. Por eso es uno de los ejercicios para embarazadas más recomendados por médicos y entrenadores físicos.

Bailar

Bailar puede ser divertido y mejorar nuestro estado de ánimo. Además, con el baile realizas ejercicio cardiovascular de intensidad moderada casi sin darte cuenta. Eso sí, deberás evitar vueltas y saltos y, conforme vaya avanzando la gestación, adaptar su intensidad.

Yoga prenatal, estiramientos y pilates

Tres modalidades de deportes perfectos para embarazadas. Estas actividades alivian la tensión muscular y ayudan a mantener el cuerpo flexible y fuerte sin poner en riesgo las articulaciones.

Bicicleta

Dar paseos en bicicleta relaja, tonifica, ayuda a controlar el peso y mejora la circulación. Se trata, por lo tanto, de uno de esos ejercicios para embarazas positivos si se hacen con precaución. Aún así, a partir del quinto o sexto mes de embarazo, debido al volumen de la tripa de la mujer, será más complicado mantener el equilibrio y puede ser peligroso.

Ejercicios para embarazadas con pesas

Tomando las precauciones necesarias, cuidando la técnica y haciendo movimientos lentos y controlados, los ejercicios con pesas serán una manera excelente de tonificar y fortalecer los músculos y prepararse para el parto.

Siguiendo estos consejos, realizar ejercicio durante el embarazo no será un problema. ¡Ponte en forma!

Tips para quedarte embarazada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *