Dietas depurativas, dietas detox, o dietas de desintoxicación, todas se refieren a lo mismo, un régimen de alimentación que aparta a las proteínas en busca de equilibrar las células en el cuerpo humano.

Cada vez tiene más defensores en el mundo y es que este cambio de alimentación se usa para liberar el organismo de toxinas que eres capaz de apreciar: como el mercurio del pescado; el cloro y los metales pesados del agua; los aditivos alimentarios que se usan para cocinar; las hormonas del pollo; los pesticidas en la agricultura; y los antibióticos que se usan para tratar enfermedades.

La implementación de las dietas depurativas no es nuevo, los naturistas siempre han apostado por una opción para darle descanso al hígado, colon y otros órganos del cuerpo. Recientemente, se han extendido las dietas detox por la promoción que le han dado personajes del mercado fitness como parte de su vida saludable.

Dietas depurativas: cuáles son sus beneficios

Son muchísimos los beneficios de las dietas detox. Al darle descanso al sistema digestivo, aumenta la energía en el cuerpo, y favorece la concentración, por eso la persona mejora en su rutina diaria y se siente con menos pesadez.

Por su parte, es una alternativa para conseguir antioxidantes que luchan contra los agentes tóxicos externos. La pérdida de peso se logra por los beneficios de las frutas y vegetales, que son antiinflamatorias y diuréticas. También, al no ingerir azúcar, se eliminan las reservas de grasa en el cuerpo.

Asimismo, se ha comprobado que las dietas depurativas calma el sistema nervioso, la persona experimenta un estado de tranquilidad y se combate el insomnio. Otros beneficios son el fortalecimiento de la piel, cabello y uñas.

Tipos de dietas depurativas

Hay muchos tipos de dietas depurativas, algunos expertos defienden la desintoxicación con uno o dos alimentos sólidos o líquidos, como la dieta de la piña, que consiste en comer pedazos de piñas varias veces al día, durante tres días.

Otra versión es la alimentación con vegetales, frutas y cereales eliminando alimentos no procesados. Un desayuno de este tipo puede combinar un pan integral, con tomate y un poco de aceite de oliva con una infusión a su gusto. A media mañana una pieza de fruta va a recomponer las energías.

Lo que buscan las dietas detox son las opciones diuréticas, es decir alimentos bajos en sal y ricos en potasio. Por ejemplo, además de la piña, la patilla, el limón, plátano, granada, melón, sandía, manzana, cerezas, fresas y albaricoque; se aconseja consumir uvas con la piel, una fruta muy diurética que tiene flavonoides, un antioxidante que favorece la salud del organismo.

Para las dos últimas comidas, se pueden preparar platos con verduras y vegetales, por ejemplo se pueden cocinar a la parrilla gustosos espárragos o sopas con pedazos de berenjena, coliflor, calabacín, cebolla y ajo. La carga proteica se consigue con frutos secos y yogurt, que se pueden combinar para las meriendas.

En este tipo de dieta, se elimina el café y los tés oscuros, se debe tomar hasta dos litros de agua al día para mantener el cuerpo hidratado y votar las toxinas por la orina.

Por su parte, existen las dietas desintoxicantes con jugos verdes, que es una forma sencilla para consumir muchos vegetales y frutas durante un tiempo específico. Lo ideal es colocarle frutas y vegetales en porciones 2:1 o 3:1 y no más de ½ taza de frutas y al menos 1 y ½ taza de vegetales.

Jugos verdes y depurativos

En el mercado se consiguen expertos que venden jugos verdes y puedes conseguir en su etiqueta los beneficios y la manera correcta de tomarlos. También, puedes implementar una licuadora tradicional o un compresor de sistema prensado al frío en tu casa, estas máquinas que se distinguen porque retiran la fibra de los vegetales y frutas, que para este caso es beneficioso porque el proceso de digestión va a ser más fácil y rápido.

Si deseas hacer tus propios jugos verdes existen guías que orientan qué frutas y vegetales puedes combinar, no deja de ser esencial que consultes a un nutricionista para que mande un régimen de acuerdo a tu estado de salud.

En general, se hacen jugos verdes con espinaca, que promueve la formación muscular, y ayuda al transporte de energía entre las células; o el jengibre, que es un antiinflamatorio y analgésico natural puede agregarse con menta que reduce la irritación intestinal.

Otras opciones verdes, son la albahaca, que es rica porque tiene magnesio, potasio y calcio; o el apio porque reduce síntomas de menopausia y disminuye el colesterol malo.

Cuánto duran las dietas depurativas

Las dietas depurativas se deben hacer en un tiempo específico y corto. En el caso de los jugos verdes se aconseja que sean como máximo 6 días de este tipo de dieta, otros expertos apuntan que es suficiente con tres días a base de frutas.

Estas dietas no se pueden extender porque es importante evitar la monotonía, pues que, esto provocará que se opten por platos no sanos para el organismo. La base de una buena alimentación y salud es la variedad y, para ello, es importante aplicar la imaginación y saber combinar los ingredientes que se tienen a mano.

Dietas detox: qué riesgos aporta al organismo

No todo el mundo puede seguir una dieta depurativa. No se recomienda que las dietas depurativas sean realizadas por mujeres en estado de gestación, personas con muy baja masa muscular, adictas a drogas, o con enfermedades crónicas.

No se aconseja que se comience el régimen para bajar de peso, porque en muchos casos no hay cambios en la balanza, lo que puede desanimar a la persona. Si es importante apreciar los beneficios de salud, como sentirse mejor, cuidar los órganos y frenar el envejecimiento prematuro.

Por su parte, las dietas detox pueden ocasionar cambios en tu personalidad y afectar negativamente la rutina. Diversos estudios han arrojado que cuando las reservas de alimento en el cuerpo disminuyen, el hipotálamo alerta, y entonces se origina el aumento de las ganas de comer y el sentimiento de ansiedad.

Por eso, es frecuente que ante la ansiedad sientas que tienes muchas ganas de comer un tipo de alimento específico, como dulces o grasas. Incluso tu humor cambia y disminuye rasgos positivos de tu personalidad, como la paciencia y la disciplina.

Riesgo de anemia

Los glóbulos rojos se encargan de distribuir el oxígeno a cada parte de nuestro cuerpo, por eso una deficiencia de estas células causa cansancio, fatiga, falta de energía, mareos y dolores. Todos estos síntomas se relacionan con la anemia, pero ¿cuál es la razón?

La insuficiencia de hierro es la principal causa de la anemia. Por eso, la mejor manera de prevenir la anemia es darle a tu cuerpo un aporte diario de este mineral.

En la mayoría de los casos, en las dietas depurativas no se consigue una carga importante de hierro, el cual está en las proteínas y granos. Por eso, vale la pena que se consiga ayuda profesional antes de iniciar un nuevo régimen de alimentación.

En general, para comenzar un estilo de vida saludable y bajar de peso, lo mejor es no hacer dietas estrictas, alimentaciones que eliminen uno de los grupos de alimentos, como es el caso de comer solo proteínas o solo vegetales por meses, que a la larga afecten la salud de nuestro organismo.

Tips para quedarte embarazada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *