Si eres de las personas que se les detecta hipertensión arterial, una de las primeras acciones que debes tomar es llevar una dieta balanceada, esto te ayudará a disminuir de peso, y el riesgo a sufrir cardiopatías o un ACV (Accidente cerebrovascular).

Es precisamente su médico de confianza quien deberá remitirlo a un nutricionista, que será el encargado de recetarle un menú de alimentación acorde a su estilo de vida y el estado en el que tenga la hipertensión. Conoce en qué consiste la dieta para hipertensos, qué comidas debes evitar y cuáles son los alimentos más saludables que puedes consumir.

 ¿Qué es la hipertensión arterial?

Es una enfermedad de larga duración y progresión lenta que tiene como característica principal, el incremento continuo de las cifras de presión sanguínea en las arterias. Hasta el momento, no existe un umbral que sea específico, para poder definir qué tan grave es el estado de la enfermedad.

Por ejemplo, una presión sistólica que está por encima de 139mmg o una presión diastólica que sea sostenida y mayor a 89mmg. Es uno de los problemas que más afecta a los países desarrollados y hay muchas personas con ellas en el mundo.

A pesar de ser detectada, la enfermedad se puede controlar. Una dieta para hipertensos, ejercicios y una vida tranquila, son determinantes para poder tener mayor calidad de vida.

Esta enfermedad suele ser asintomática que produce cambios en el flujo sanguíneo, tanto macro como microvascular. Esto lo causa la capa interna de los vasos sanguíneos de manera conjunta con el remodelado de las arteriolas, estas dos son las encargadas de conservar el tono vascular periférico.

En el 90% de los casos la hipertensión arterial, no se detecta y tiene una fuerte influencia hereditaria.

Dieta para hipertensos: qué alimentación has de seguir

En el caso que la sangre tiene excesos de sal, los riñones la retendrá y no tendrá la capacidad de eliminar el agua. El volumen de sangre resultante, tendrá como resultado el aumento de la presión arterial.

Los alimentos que se deben de evitar  en una dieta para hipertensos son:

  • Alimentos que sean preparados o vengan enlatados.
  • Galletas saladas en cualquier presentación.
  • Carnes y pescados picantes. Tampoco podrás consumir aquellos que sean salados y/o ahumados.
  • La sal es el principal condimento que debes de evitar en tu dieta diaria. La puedes eliminar de manera paulatina, incluso, empezar a utilizar otros condimentos o hierbas.
  • Evita los aromatizantes. No añadas más sal a tus comidas, incluso, bajo ningún concepto agregues sal a tus alimentos que ya estén cocidos. Las hierbas frescas y especias, son el mejor sustituto de la sal.
  • Condimente con mezclas de sal y especias, también tiene que vigilar el contenido de sodio tanto en agua minerales como en remedios.

 Dieta para hipertensos: cómo cocinar con poca sal

Alimentarse teniendo hipertensión pasa por seguir una serie de recomendaciones. El objetivo de la dieta para hipertensos es eliminar los excesos de sodio de tu alimentación. Descubre cómo puedes conseguirlo con unos simples consejos:

  • Si vas a cocinar patatas, hiérvalas con su piel y no agregues sal.
  • Cuando hagas pastas, arroz, patatas, añada un poco de sal al agua antes de hervir.
  • Si vas a hacer algún tipo de carne (de res, pollo o pescado) agrega la sal, justo cuando se haya dorado o cuando esté asada, no cocida en su totalidad.
  • Cocina al vapor, papel de aluminio o la parrilla, ayudará a que los alimentos preserven más su sabor. También selecciona alimentos que tengan un buen sabor sin sal.

 Sustitutivos a la sal en la dieta para hipertensos

A la hora de sustituir la sal por alimentos más sanos, existen una serie de sustitutivos que puedes añadir a tus comidas:

  • Mostaza: carnes blancas y rojas, van muy bien con la mostaza, le da un sabor un poco salado, pero a la vez gustoso, no hay necesidad de añadirle tanta sal.
  • Semillas de girasol: son ideales para sazonar ensaladas, al añadirlas, no tendrás que colocarle sal a tus alimentos. Una receta especial es agregarle gotas de limón, aceite de oliva y tu ensalada quedará perfecta.
  • Ajo: es uno de los mejores elementos para condimentar tus comidas y carnes.
  • Salsa de soja: evita las que tenga alto contenido de sodio, es una de las mejores alternativas para evitar el consumo de sal. Un pequeño chorro en tus alimentos y listo, tu comida sabrá muy bien y no tienes que estar colocando mucha sal.
  • Cebolla en polvo: no puedes confundirla con la sal de cebolla, debido a que es un producto totalmente distinto. También, debes tener mucho cuidado porque el sabor de este es bastante concentrado.
  • Jugo de limón: este aporta un sabor único y exótico a tus comidas. Existen dos opciones, colocarlo antes de empezar a cocinar e incluso después. El jugo de limón no va bien con todas las carnes, pero las de pollo y pescado, quedan muy bien con este condimento natural.

Es importante que evites los sazonadores industriales o los cubitos porque tienen alto contenido de sodio o sal.

La dieta para hipertensos: alimentos saludables para el corazón

 

Para mantener sano el corazón tienes que darle prioridad a la ingesta de alimentos que sean bajos en grasas como granos integrales, frutas y verduras y seguir las siguientes recomendaciones:

  • Los alimentos que sean ricos en grasas saturadas, tienen que ser eliminados de su dieta (sobre todo aquellos que tienen más de 20% del total que ya es considerado bastante alto). Cuando ingieres demasiadas grasas te sometes a uno de los mayores factores de riesgos que causan cardiopatía. Estos alimentos son: yemas de huevos, quesos duros, leche entera, crema de leche, helados, mantequillas, carnes grasosas, alimentos fritos.
  • Los alimentos que escoja tienen que ser de carnes magras. La soya también es muy buena y un excelente sustituto de la carne. Es preferible que coma pollos y pescados ante que las carnes rojas. Los alimentos lácteos, deben ser descremados y al 1%.
  • Cuando vayas al supermercado, lee muy bien las etiquetas. Busque las palabras “hidrogenados” o “parcialmente hidrogenados” y no los consuma, es preferible que se queden en las estanterías del supermercado. Estos alimentos están cargados de grasas saturadas y grasas trans.
  • Los alimentos fritos tienen que ser minimizados en su totalidad.
  • Los productos horneados preparados de manera industrial, también tienen que ser eliminados de su dieta (roscas, galletas dulces o saladas) todas las cosas que tengan que ver con grasas trans.
  • Presta atención en cómo prepara los alimentos. Lo más sano, es hervirlos o asarlos a la parrilla, no usar aceites, en caso de necesitarlos, que sean mono insaturados como el de oliva.
  • Otro de los cambios que tienes que hacer en tu vida, es comer alimentos que sean ricos en fibras como: avena, lentejas, frijoles, cereales, arroz integral, etc.
  • El consumo de sal, debe ser como máximo de 2300mmg por día. La grasa saturada debe ser máximo de 27% por día.
  • Las harinas blancas y pastas, tienen que sustituirlas por alimentos integrales.

El problema de la hipertensión arterial es perfectamente tratable. Tan solo debes seguir una dieta para hipertensos a partir de unos mejores hábitos alimenticios; y los resultados los verás inmediatamente en tu calidad de vida.

Tips para quedarte embarazada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *