El manchado o sangrado durante el embarazo son muy comunes y despiertan el temor de toda mujer. Según las estadísticas, alrededor de un 50% de la población femenina ve algunos días un leve o abundante sangrado en el periodo de su gestación.

Lo más importante es reconocer que no siempre la sangre vaginal significa una mala noticia, y existen otras causas completamente normales. Es clave destacar que no todos los casos son provocados por un aborto involuntario, conoce cuáles pueden ser las causas de notar sangre durante la gestación.

Sangrado en el embarazado: causas durante el primer trimestre

Entre la quinta y la sexta semana de embarazo es posible que aparezcan los primeros síntomas del embarazo y  tener un poco de sangrado. Este manchado es muy escaso y se tiende a confundir con la menstruación, incluso muchas mujeres al desconocer que están embarazadas, no se preocupan porque lo adjudican a su ciclo menstrual.
Si el sangrado es en este periodo, se puede deber a una reacción del cuerpo completamente natural, y no hay por qué preocuparse. En momentos al implantarse el óvulo fecundado, se erosiona el tejido endometrial. Según los estudios, no todas las mujeres presentan este proceso que ocurre en las paredes del útero y es reconocido como sangrado de implantación.
¿Cuál es el aspecto de este sangrado? Lo más frecuente es que sean algunas manchas de sangre en la ropa interior, lo mínimo para no colorear un protector diario. Sin embargo hay que resaltar que se han comprobado casos de embarazos en los que el manchado es abundante e incluso pesado.
Si existe un sangrado en esta etapa de gestación, lo más recomendable es que sea el profesional que está atendiendo su embarazo que se asegure cuál es la situación. Al recibir a una embarazada en la clínica, los médicos la atienden en emergencia y le hacen los exámenes respectivos para atenderla según el caso.

Sangrado durante el embarazo: fase avanzada

El embarazo es una de las etapas más complicadas que vive una mujer; ya que diariamente se enfrentan cambios en el cuerpo y desafíos para continuar realizando tareas cotidianas.
Algunas de las causas de sangrado durante el embarazo están relacionadas con actividades que antes del embarazo eran completamente normales, como tener relaciones sexuales con la pareja o realizar ejercicio intenso.
Esto ocurre por el aumento de la sangre en la etapa de gestación. El cuello uterino al verse en contacto con otras superficies puede presentar modificaciones que terminan en un leve sangrado. En estos casos, el sangrado es minúsculo y casi imperceptible, además no es prolongado; es decir, después de un periodo corto hay ausencia de sangre.
Por su parte, las mujeres embarazadas pueden sufrir algunas situaciones complejas durante todo el embarazado, una de estas es el aborto espontáneo. El aborto espontaneo define la pérdida de un feto por causas no provocadas y sucede antes o cerca de las 20 semanas de gestación.

Sangrado durante el embarazo: el aborto espontáneo

Según las estadísticas, entre el 30 y el 50 por ciento de las mujeres sufren un aborto durante el proceso de implantación. Esto da alguna idea en relación a lo poco frecuente que se presentan estos cuadros en el mundo y la esperanza en las féminas que temen algún daño en el feto.
Hay muchos factores que indicen en los abortos involuntarios, algunos médicos apuntan a cierta disposición en el cuerpo de la mujer; también se adjudica a una estructura incorrecta en el embrión, o malos hábitos en la madre durante la gestación: como el cigarrillo, el alcohol o rutinas muy ajetreadas. Pero en general no se detecta una causa únicas que indique por qué se vive un aborto.
En cuanto a las características, lo más común es que no se reconozca un aborto involuntario de forma rápida, ya que los síntomas varían bastante y algunos pueden ser confundidos con los padecimientos propios del embarazo.
El flujo marrón o el sangrado continuo es señal que puede producirse un aborto espontáneo. En estos casos, el sangrado inicia muy liviano y escaso. Al pasar el tiempo, aumenta hasta convertirse en una hemorragia vaginal.
Por su parte, algunas mujeres presentan desde el comienzo del aborto una cantidad importante de sangrado que alerta con inmediatez lo que está ocurriendo. Algunas mujeres sienten molestias estomacales y cólicas. Después, puede progresar en escalofríos, dolor en la zona pélvica, o contracción.
Los calambres no solo van a producirse en la zona baja del cuerpo, sino que puede originarse en varias partes, a su vez, el dolor abdominal es muy similar a una indigestión. Además, hay una importante población de mujeres que padecieron debilidad general a combinada con fiebre, dolor de espalda, náuseas o vómito.

Sangrado durante el embarzo: qué tipos de abortos te puedes encontrar

Se han determinado distintos tipos de abortos. El aborto completo ocurre cuando hay una expulsión del saco donde crece el bebé, en estos casos la madre no va a necesitar algún procedimiento clínico.
El aborto incompleto se designa aquel en el que una vez el saco se desprende y sale del cuerpo de la madre, en este permanece algunos residuos que son vaciados con medicamentos o un procedimiento médico. Por último, puede presentarse que la muerte del bebé ocurra dentro del cuerpo de la madre y se atiende el caso dilatando el útero para desprender el saco. Después se hace un raspado para desprender toda la materia. Este aborto involuntario se conoce como aborto diferido.

En qué consiste el embarazo ectópico

Hay otras situaciones que pueden ocurrir en el cuerpo de la mujer, una de las más comunes es el embarazo ectópico, que se refiere a embarazaros que se originan afuera del útero. Lo más común es en las trompas de Falopio.
En general, el sangrado anormal, calambres, dolores de espalda y nauseas pueden ser síntomas de un embarazo ectópico. En estos casos las mujeres son atendidas para realizarse la expulsión del feto ya que es imposible que un bebé crezca en un embarazo ectópico.
Asimismo, se debe hacer referencia a la enfermedad trofoblástica gestacional, que aunque es menos común, causa el sangrado durante el embarazo en la mujer. Esta enfermedad también se conoce como embarazo molar y consiste en que el óvulo fertilizado crece como un tejido cancerígeno. Algunos de sus síntomas son vómitos, nauseas, sangrado abundante y lo más destacable, el tamaño del estómago es sumamente grande para el tiempo de gestación.

Sangrado durante el embarazo: ¿cómo actuar?

Una vez has conseguido estar embaraza, lo que más se aconseja durante el embarazo es la tranquilidad de la madre. Por eso, al presentarse un sangrado debe mantener la calma, es esencial que contacte a su médico para informarle de la situación.
No siempre el sangrado es sinónimo de pérdida del bebé, y en la mayoría de los casos al atenderse oportunamente los casos de sangrado son atendidos logrando el bienestar tanto en la madre como en el hijo. Lo más inteligente es que las madres planifiquen junto a sus familiares y allegados cómo se va a actuar en caso de sangrado, esto va ayudar a que la calma reine durante la mayoría del tiempo de la vida de la madre.
Una alimentación en la que incluya vegetales, proteínas, carbohidratos y frutas, es la correcta para cuidar el feto, además hacer ejercicios suaves, como yoga o caminar la van a acompañar de la mejor forma en esta hermosa estaba de embarazo.

Tips para quedarte embarazada

Recent Posts

Deja un comentario