Cada cuerpo es un mundo y las mujeres lo saben perfectamente al conocer las señales que les da su organismo. No obstante aún existen dudas en cuanto a cuáles son los primeros síntomas del embarazo y cómo detectarlos.

Es posible que existan mujeres que sospechen y se enteren muy rápido que están embarazas. Sin embargo, también hay féminas que no son tan sensibles en las primeras semanas con respecto a los indicios y cambios corporales, y requieren de un análisis específico para estar segura.

Los primeros síntomas del embarazo se detectan debido a un sencillo desajuste o cambio hormonal, el principal es la ausencia del periodo o regla durante un mes. Si se tuvo relaciones sexuales hace un mes aproximadamente y existe un retraso promedio, es posible que estés ante un embarazo.

Cómo detectar los síntomas del embarazo

Saber cómo detectar los primeros síntomas del embarazo pasa por una serie de alteraciones que tu cuerpo irá recopilando con el paso de los días.

Dolores en el pecho e inflamación

Entre los signos prematuros esta la inflamación de los senos, cambiando a una talla más grande, dándote cuenta que el sujetador te queda un poco más ajustado que antes y leves molestias al sentir que están sensibles y crecen.

Cambio de color en los pechos

Existe variación en el color de las aureolas de los pechos, también puedes observar algunas venitas que antes no se visualizaban tan rápido.

Fatiga o cansancio

Tu cuerpo se cansa muy rápido a pesar de no hacer una actividad fuera de lo habitual, sientes mucho sueño general y que te falta descansar más. Casi todos tus órganos a medida que se incremente tu peso pisarán un poco el diafragma, ocasionando esa fatiga tan rápida.

Náuseas

Las náuseas matutinas aparecen sobre todo las primeras seis semanas. No obstante, se pueden presentar durante cualquier hora del día.

Vómitos

Debido a la sensibilidad en todos los sentidos, es posible que al oler algo desagradable o un mal sabor en la boca te den ganas de vomitar sin excusa aparente.

Calambres

Están asociados a los cambios que presenta el útero para adaptarse al crecimiento de un bebé y se asemejan a los síntomas premenstruales.

Dolor de espalda y cabeza

Los músculos de la parte baja de la espalda se estiran ligeramente y son más intensos a medida que el cuerpo de la mujer va ganando peso, buscando equilibrar el centro de gravedad. Los dolores de cabeza son malestares presentes por los cambios hormonales y calor corporal.

Cambios de humor

Es posible que te sientas en cortos intervalos de tiempo triste, al cabo de unas horas enfadada y luego muy alegre sin motivos específicos. No debes temer ante estos cambios de humor que se vuelve una montaña rusa de emocional durante las primeras semanas.

Olfato agudo

No es que obtienes un súper olfato, sino que aumenta tu capacidad por percibir olores que antes podrías ser desapercibidos por el resto.

Aumento del ritmo cardíaco

El corazón tiende a trabajar más de la cuenta hasta que se adapte a la presencia del bebé, poniéndote un poco más nerviosa y cansada.

Hinchazón abdominal

Puedes sentir que tienes dolores similares a los menstruales y que tu abdomen esté inflamado, sensación de llenura o con leve molestia.

Qué hacer frente a los primeros síntomas del embarazo

Si estas padeciendo algunos de estos síntomas por varios días es recomendable que te hagas una prueba de embarazo o que te dirijas a un médico especialista. Para que te indique los cuidados que debes tener, no hay nada mejor que un diagnóstico a tiempo.

Es importante que sepas que alimentos y vitaminas debes consumir para el mejor desarrollo del bebé y para que la madre se siente en perfectas condiciones físicas y psicológicas.

Por esta razón, si presentas varios de los primeros síntomas del embarazo que te hemos mencionado antes, puedes realizarte una prueba casera, la cual detecta la gonadotropina coriónica, a través de unas cuantas gotas de orina de la mujer después de la concepción.

Cuándo debes hacerte las pruebas del embarazo

Debes tener en cuenta que la hormona HCG o GCH se produce a partir del noveno día tras la concepción, si tu ciclo no es regular es posible que no sea detectada rápidamente y menos calcular con la fecha de ovulación.

Otra alternativa, es por medio de un análisis de sangre en un laboratorio, que es más preciso al momento de dar un resultado afirmativo o negativo. Cabe destacar estas pruebas te las puedes realizar cualquier hora del día y no importa si estas en ayuna o no, ellas se encargan simplemente de detectar la hormona del embarazo. Acude solamente en caso de tener algunos de los primeros síntomas del embarazo.

Si ya estas segura de estar embarazada debes eliminar por completo el consumo de bebidas alcohólicas, de café y fumar.

Síntomas de embarazo complementarios

-Sangrado leve: no debes asustarte, es conocido como sangrado de implantación, provocado por la anidación del óvulo en la pared del útero, haciendo que este un poco irrigado y sangre con facilidad.

-Aumento de necesidad de orinar: es provocado por el aumento de la cantidad de sangre, haciendo que los riñones trabajen más y acumulen líquido en la vejiga, dando como resultado la sensación de querer orinar a cada rato, algo que se incrementará a medida que avance el embarazo.

-Insomnio: es posible que varias noches a pesar de que te sientas cansada no logras cerrar los ojos porque simplemente se te va el sueño.

-Mareos: se presenta cuando pasas mucho tiempo de pie, al permanecer en espacios pequeños o al levantarte de la cama o silla de manera brusca.

Tras presentar estos indicios, es importante que lleves un embarazo con saludable y con serenidad. Por esto, es importante que los próximos días busques una cita con el ginecólogo, para que luego de un chequeo general, te ayude a controlar el peso y oriente sobre los nuevos hábitos que debes ejecutar.

Qué puedes saber en los primeros análisis de sangre del embarazo

Se recomiendan hacerse en el primer trimestre del embarazo, en ellos tienes la oportunidad de conocer los siguientes factores:

Grupo sanguíneo y factor Rh de los padres del bebé y la posible incompatibilidad entre la sangre del niño con la madre, para diagnosticar a tiempo si existe anemia.

– Descartar la posibilidad de que los padres sean portadores de anemia talasemia o mediterránea, que consiste en una enfermedad que provoca la rotura o reducción de los glóbulos rojos y puede ser transmitida de la madre al bebé.

– Observar la presencia de anticuerpos de enfermedades infecciosas como por ejemplo toxoplasmosis, rubéola, citomegalovirus y herpes (TORCH). Estas son realmente enfermedades de alto riesgo.

– Detección de posible hepatitis B o C, virus VIH o sífilis, que pueden amenazar el desarrollo saludable del feto.

De esta forma, debes ver a tu médico como alguien de total confianza, que te ayudará y orientará sobre las mejores rutinas que debes empezar a realizar. De este modo conseguirás que tu embarazo sea el verdadero sueño que toda madre quiere experimentar y no una pesadilla por no estar informada correctamente.

Tips para quedarte embarazada

Recent Posts

Deja un comentario